viernes, 31 de mayo de 2013

EX PAREJA TIENE SEXO EN UN HOTEL



Me cuentan hace poco una historia que por algún motivo me conmueve. Acude una pareja al juzgado a firmar la sentencia de divorcio. Él diremos que es empresario, de casi cincuenta, con una cuenta corriente en su día boyante y poseedor de cierto atractivo. Ella rondará los cuarenta y hace un tiempo que dejó aparcada su carrera profesional para centrarse en lo doméstico, el gimnasio y una vida relajada. Tras una relación de casi quince años y varios hijos en común, deciden separarse el pasado verano y solo unos meses después, la ven a ella paseando con otro hombre de la mano. No hace mucho es él, el marido, el que viaja a Baqueira acompañado por otra chica más joven que lo mira con ojos de enamorada, quedando así la cosa, de entrada, equilibrada.  El tema es que el día de la firma, cuando se vuelven a encontrar en los juzgados acompañados por sus respectivos abogados, una fuente cercana me cuenta que ninguno parece contento y me ilustran un suceso revelador. Tras el papeleo salen a la calle y pasean hasta el hall de un bonito hotel con la intención de tomar un café. De repente motivados, me imagino, por su nueva condición de solteros, van hasta la recepción, piden las llaves de una habitación y permanecen una hora con los móviles apagados para bajar más tarde, ya por separado, con el pelo despeinado y cierta expresión de culpa.
Pese a que cada uno ha tomado su camino y siguen con sus vidas en compañía de sus nuevas parejas, me cuentan que de manera puntual, y siempre haciéndolo coincidir con alguna ocasión especial, como los días de sus cumpleaños o la fecha de su aniversario, se vuelven a ver, sólo por una hora, en la habitación de algún hotel movidos, quizás, por un amor no terminado que no supieron mantener y que por algún guiño del destino, han acabado manteniendo de modo clandestino.

1 comentario:

  1. El morbo de lo prohibido es un motor demasiado potente...
    Besos.

    ResponderEliminar